lunes, 4 de junio de 2012

TE PERDONO...


Hoy que el silencio se ha instalado en mi alma y que todo a mi alrededor parece un mar de culpas, propias y ajenas, he decidido perdonar...

Te perdono a ti aunque dejaras de quererme... Te perdono a ti pese a que me olvidaras por completo... Te perdono a ti que no me diste ninguna oportunidad y jamás quisiste escuchar mis razones... Te perdono a ti que te fuiste dándome la espalda justo cuando más te necesitaba... Te perdono a ti que no me diste la opción de ser tu amigo... Te perdono a ti que te esfumaste sin decir nada...

Perdono a todos y cada uno de los que me habéis herido o habéis intentado hacerlo... Os perdono y lo hago sinceramente, porque no quiero llevarme ese peso y ese rencor a ningún lado... Os perdono porque nadie es perfecto y porque yo también he cometido muchos errores; seguramente más que nadie... Os perdono porque necesito cerrar algunas puertas, sanar esas heridas y seguir adelante... Os perdono porque de nada sirve acumular pesares, cargas y dolores... Os perdono de corazón porque de lo contrario, no sería yo... Pero sobretodo, os perdono, porque formáis parte de mi experiencia y de mi vida, Y no puedo ni quiero olvidar o cambiar eso...

Os perdono, y a la vez, os pido perdón, por todo el sufrimiento o dolor que en algún momento pude causaros... Os pido disculpas por aquello que esperabais que hiciera y no hice, Y por lo que no esperabais e hice... Espero no haberos decepcionado en algún tramo de este sendero que hemos recorrido juntos... Espero que no me guardéis rencor aunque nuestros caminos se hayan bifurcado y separado... Y espero que no me olvidéis, a pesar de mis errores, del tiempo y la distancia...

Juanma - 4 - Junio - 2012

1 comentario:

  1. Aquí yo no puedo estar de acuerdo contigo, Capitán...
    Yo cuando necesito cerrar algo no me vale con perdonar, porque las preguntas siguen estando ahí...
    Pero me alegro de que tu forma de purificarte y sentirte mas liviano sea el perdón..es muy...bíblico :)

    ResponderEliminar