martes, 25 de enero de 2011

EL TEXTO INVISIBLE

Llevo tiempo pensando en escribir un texto invisible. Aunque quizás no sea esa la forma correcta de definirlo; más bien sería una especie de ideograma de invisibilidades intermitentes. Un texto en el cada lector pueda vislumbrar algo; pero que ese algo se oculte al mismo tiempo a los demás. Tal vez una pequeña carta abierta a todos... y que en el fondo sea un mensaje personalizado. Un texto en el que uno pueda leer una historia, que en realidad sea distinta para cada persona; y que al mismo tiempo nadie por separado conozca jamás. Cada uno leería las palabras exactas que le corresponden y punto. Y yo sabría que no se me van a pedir explicaciones por lo que dije o dejé de decir ni nadie va a venir a reclamarme coherencias de las que carezco.

Poder decirlo todo. Todo de una sola vez y en público. Y que llegue en una frecuencia distinta para cada oído que reciba sus ondas. Un texto lleno de ventanas y de juegos secretos de espejos; donde nadie llegue al mismo sitio, pero todos puedan entrar. Quiero escribir algo que sea cierto. Pero eso, soy consciente de ello, sería mucho más dramático que cualquier silencio. Permaneced atentos a vuestras pantallas. En breve veréis ese texto. O no lo veréis...

Juanma - 25 - Enero - 2011





1 comentario:

  1. Me encanta...No sé cómo no te lo puse antes, pero cuando leí esto me encantó. Es tan, como tú dices, personal, tan íntimo y al mismo tiempo tan abierto a los demás...Si es que eres un fenómeno...

    ResponderEliminar