lunes, 8 de octubre de 2012

CICATRICES


Se agradece la verdad...
   Se agradece... y a veces se maldice.
   Hay palabras para las que no hay mentira,
   palabras para las que no existe el silencio.
   Un ritual solemne, como un desfile de máscaras...
   Cuando caen los antifaces,
   a veces los párpados caen con ellos;
   Quedan las heridas... y la sangre...
   y un deje de melancólica gratitud
   porque la estocada ha sido oportuna.
   Cada vez que nos hieren nos decimos;
   ¡¡¡no ha dolido!!!
   ¡¡¡Y ni siquiera soy capaz de contar todas mis cicatrices!!!
   Cuando digo NO, no hablo de ti sino de mí.
   Conocí una mujer cuya brújula apuntaba al sur,
   una mujer que paría flores y jardines...
   y gatos con ojos de parque.
   Todo eso también cambió mi vida,
   si ahora digo soledad quiero decir compañía,
   porque sé que no todo en la vida es instantáneo...
ni efímero...
   Es cierto que tengo un millón de cicatrices,
   pero no es verdad que vaya a darme por vencido...


  Juanma - 9 - Octubre - 2012

1 comentario:

  1. Qué bonita la imágen de la máscara :D ...muy propia para la ocasión.
    Esto me encanta: "Cuando caen los antifaces, a veces los párpados caen con ellos"....y eso de que hay palabras para las que no hay mentiras....eso me ha gustado muchísimo.
    Eres un artista, Capitán. No hay mentira en ello ;)

    ResponderEliminar