lunes, 2 de septiembre de 2013

DESPERTANDO

Nos estrellamos, sí.
Nos estrellamos en el mismo instante en que decidimos salir a volar.
Nos estrellamos voluntariamente y no sé si reírme o llorar por ello.
Me levanto, me desnudo y me ducho.
Otro día más girando sin saber hacia dónde y tampoco sé si dar las gracias o pedir la expiación de cualquier
culpa cuya pena sea estar vivo en este mundo.
Enciendo la televisión, veo las noticias y compruebo que el mundo también se está estrellando.
¿En qué momento comenzamos a caer en picado sin apenas darnos siquiera cuenta?
Al menos eso fue involuntario.
Pero lo de querer echar a volar sin tener alas...
Eso fue un sueño maravilloso, pero también una insensatez.
Intento dormir e, irónicamente, empiezo a despertar.
Me doy la vuelta y me ves... y te veo.
Aléjate ahora que aún puedes, mi locura es contagiosa...

Juanma - 2 - Septiembre - 2013

1 comentario:

  1. Realmente tienes que ser una persona interesante...con muchos monstruos, pero no creo que todos sean malos, ni mucho menos...Diría que eres una persona llena de contrastes. ;)

    ResponderEliminar